BAUTIZMO

Mateo 3:1,13, “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, Entónces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.”

Jesucristo fue bautizado por Juan el Bautista en el rio Jordan. 

Mateo 28:19, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;”  El mandamiento de la iglesia es bautizar a la gente después que han creido en Jesucristo. 

Hechos 8:12, “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.”  La iglesia Bíblica nunca bautiza bebes.  Bautizar un bebe es anti-Bíblica.  No hay ni un ejemplo de un bebe bautizado en la Biblia.

Hechos 16:30-33, “y sacándolos, les dijo:  Señores, que debo hacer para ser salvo?  Ellos dijeron:  Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.  Y le hablaron la palabra del Señor a él y a todos los que estaban en su casa.  Y él, tomándolos en aquella misma hora de la noche, les lavó las heridas; y en seguida se bautizó él con todos los suyos.”  El ejemplo de la Biblia es ser bautizado lo más rapido.  El ejemplo de la Biblia no es tomar un curso de 6 meces y luego, cuando estas muy preparada se bautiza. 
No hay ningún lugar en la Biblia que dice que uno debe ser cazarse para ser bautizado.  El único requisito es creer en Cristo Jesús como su Salvador personal.

Hechos 8:35-38, “Entonces Felipe, abriendo su boca y comezando desde esta escritura, le anuanció el evangelio de Jesus.  Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo el eunuco:  Aquí hay agua; que impide que yo sea bautizado?  Felipe dijo:  Si crees de todo corazón, bien puedes.  Y respondiendo, dijo:  Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.  Y mandao parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.”  Despues que alguien muestra fe en Cristo Jesus y que esta seguro de su salvacion, lo bautizamos.  El Bautismo muestra la muerte, sepultura y resurección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.